Cuidados tatuaje

Gracias por tatuarte con nosotros, los cuidados posteriores de un tatuaje son el 40% del resultado final.

Cuidados tatuaje

Gracias por tatuarte con nosotros, los cuidados posteriores de un tatuaje son el 40% del resultado final.

Primer día

Lávate bien las manos con agua y jabón, serán tus manos las que realicen todo el trabajo, así que han de estar bien limpias.

Retira el vendaje después de dos o tres horas, NO deje el vendaje toda la noche. Durante el proceso de curación, lo mejor es usar ropa suelta y dejar respirar el tattoo.

Lava tu tatuaje con agua y jabón neutro (Sin alcohol, ni perfume) frota con tus manos por todo tu tatuaje hasta crear espuma, NO uses esponja.

Aclarar muy bien tu tatuaje con agua hasta que no quede rastro de jabón, luego lo puedes secar usando papel de cocina manteniéndolo sobre la piel para que absorba, no lo arrastres.

No uses toallas ni nada que pueda dejar restos porque correrás el riesgo de que se infecte.

Aplica poca cantidad de crema y extiendela por todo tu tatuaje. Que sea a capas finas y que lo tape por completo, incluso alrededor, ya que estará enrojecido y te dara una sensacion de alivio.

Antes de dormir las primeras noches, como tu tatuaje estará expuesto al roce cúbrelo con papel film transparente.

Segundo día

Al bañarte procura que el tatuaje no sea expuesto al jabón, champú, etc. Lava tu tatuaje con jabón neutro y aclara con suficiente agua.

Recuerda secar el tatuaje con papel de cocina absorbiendo el agua, sin arrastrar.

La crema

La crema la debes aplicar 3 veces al día, es cuestión de mantener hidratada la zona del tatuaje. Una aplicación excesiva causará todo lo contrario, es decir, no conseguiremos que el tatuaje se cure porque siempre estará humedecido. Así que, solo cuando notes que empiece a secarse, echate crema en las cantidades y dosis anteriormente explicadas.

Antes de aplicarte la crema SIEMPRE debes tener las manos recién lavadas o higienizadas con gel antibacterial.

+15 dias

Repite el proceso cada día, un tatuaje bien hidratado y limpio en unos 10 a 15 días debería estar cicatrizado, pero hasta una media de un mes no estará totalmente curado. Así que no olvides hidratarlo con la crema y hacer una limpieza diaria. Todo dependerá de la capacidad que tenga tu cuerpo de cicatrización, asi que ten paciencia.

NUNCA te rasques o quites las costras, que pudieran salir, deja que se caigan por sí solas. Si no lo haces, podrías perder partes del tatuaje.